Escuela de triatlón

_DSC0966

Los alumnos, con sus monitores, posan para nuestra revista tras acabar el entrenamiento.

La revista Ironman no ha querido dejar pasar la oportunidad de conocer una cantera de triatlón por dentro, por ello hemos compartido una mañana de entrenamiento con los más pequeños en la escuela del Club Ilicitano de Triatlón. Dos horas de ejercicio en el que los jóvenes triatletas han practicado bicicleta y carrera continua acompañados de dos monitores por el cauce del Vinalopó. Cuestas, baches, descensos…todos los ingredientes necesario para domar la bicicleta y mejorar la confianza encima de la misma.

No te olvides de visitar nuestra galería de fotos para apreciar las mejores imágenes de la jornada

El grupo escucha atentamente los consejos de la monitora

Tras las dos ruedas, un pequeño descanso para tomar oxígeno y prepararse para la carrera. En grupos de dos y tres, los alumnos se organizaban para recorrer un kilómetro a un ritmo constante en el que mezclaban el llano con diversas cuestas y cambios de superficie que complicaban la actividad y les obligaban a dar lo mejor de ellos. Los monitores seguían a los pequeños en todo momento para vigilar el cumplimiento de los objetivos, darles ánimos y remarcar pequeñas cosas a mejorar.

Los alumnos completaban el ejercicio de carrera a pie acompañados en todo momento por los monitores

Tras la primera hora, unos pequeños ejercicios de estiramientos para relajar los músculos y  un merecido descanso para reponer fuerzas. Los pequeños aprovechaban el parón para avituallarse, charlar animadamente entre ellos o comentar sus sensaciones al profesorado.

La comida es parte fundamental de la dieta del joven triatleta

Tras el “recreo”, como ellos mismos dicen, de nuevo vuelta a la actividad con media hora de carrera antes de coger la bicicleta para volver a la escuela. Si la primera parte de la clase fue sencilla en este aspecto, la segunda resultó más complicada al tener que tratar con varios tramos técnicos – entre ellos cruzar un pequeño paso a nivel que separaba las dos orillas del cauce-  pasar por zonas embarradas o subir varias cuestas con pendientes considerables, una de ellas de 100 metros, que provocó que muchos tuvieran que echar un pie a tierra.

_DSC0931

Algunos obstáculos tenían el objetivo de mejorar la destreza de los alumnos ante cualquier dificultad que se pudieran encontrar en el futuro

_DSC0934

En barro la bicicleta pierda adherencia y el impulso en los pedales tiene que ser mayor para poder avanzar

_DSC0956

Las cuestan en la segunda parte del entrenamiento causaron estragos, algunos tuvieron que subir tirando de la bicicleta.

Con más o menos dificultad pero sobretodo con mucho humor, los pequeños llegaban a las instalaciones de la escuela donde esperaban los padres para poner punto y final al entrenamiento.

Este tramo de edad, 7-11 años, nadan tres veces a la semana durante una hora e incorporan salidas en bicicleta y juegos de correr los sábados durante dos horas. Nosotros, aparte de disfrutar con ellos, también hemos entrevistado a Rafael Aledo, presidente del club, para conocer de primera mano los valores que transmite el equipo para una correcta educación personal y deportiva.

¡Descubre el contenido de la entrevista en nuestro número cero y no te pierdas la galería de fotos sobre este reportaje en nuestra web!

Anuncios

Publicado el 17 mayo, 2013 en Reportajes y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: